Planificador de Recursos

Con la llegada de internet muchas actividades cotidianas se transformaron y en muchos casos las facilitó enormemente. Antes, crear una tienda llevaba un sinfín de papelerío y requería una importante inversión. En conclusión, se requería de un capital considerable, tiempo para realizar trámites, etc. En síntesis, esto no era una actividad para cualquiera. Con internet, las cosas cambiaron. Ahora se puede crear una tienda en tiempo récord. Solo precisamos un hosting, un dominio y un CMS como Magento, Prestashop.. etc. En algunos casos, si deseamos invertir más dinero, se puede contratar la programación de una tienda completa. Sin embargo, las opciones gratuitas son excelentes. A lo sumo, se deberá comprar un pequeño script o módulo para agregar a nuestra tienda. Si sabes algo de programación o te gusta darte maña con tiempo, paciencia y experimentación te puedes crear tus propias modificaciones.

marketingestrategia

Bien… la creación de la tienda es sencilla pero ¿Cómo consigo clientes? Esta es la pregunta clave. Lo ideal sería contratar los servicios de una agencia especializada en marketing digital o bien, hacerlo uno mismo. Esto último, requiere tiempo de dedicación y mucha lectura pero te dará buenos resultados. Si eres novato, te esperan unas cuantas horas de lectura aunque para que tengas un pantallazo inicial te recomiendo que veas la Tabla periódica de las métricas de marketing digital B2B en español.
En sí, el marketing digital no es una disciplina restringida a especialistas sino que cada uno puede adquirir estos conocimientos. Lo único que precisas es buenos libros, buenos vídeos sobre el tema, muchas horas de lectura, pensamiento abierto para hallar nuevas oportunidades, ganas de trabajar y por sobre todas las cosas, voluntad y perseverancia.
Al inicio, toda tarea parece imposible pero la clave en un ambiente tan competitivo como es lo relacionado con tiendas online es perseverar y tener constancia. Los resultados pueden demorar pero cuando llegan son muy grandes.

Toda empresa debe o debería llevar un control de todas las tareas que se realizan como así también tener una idea fidedigna del rendimiento de cada departamento a la vez que es indispensable que detecte errores y que realice un correcto seguimiento de los proyectos. Para tareas tan variadas como esta, existen los softwares para ERP. Así se los puede hallar fácilmente en internet.
Esto es especialmente útil cuando es necesario realizar un seguimiento del control de stock del producto, lotes, gestión de paquetes, inventarios físicos etc. Con toda esta información, será mucho más sencillo contactar con los proveedores y hacer las compras necesarias. Con ello, podrás además reducir el coste de almacenamiento detalle que tiene un gran peso.

Conocer las operaciones

Antes de buscar el software a comprar es indispensable que se identifiquen las operaciones que se realizan. No vale tener una idea general sino que se debe ser específico y anotar una pura una.

Cómo elegir el software

Para ello, se deben analizar los productos disponibles verificar las funcionalidades y determinar si es lo que se busca o no. No hay que olvidar que es mejor comprar un software que permita una rápida escalabilidad.
En ocasiones es difícil realizar mediciones como es el caso de empresas de servicios. Generalmente se utiliza la variable tiempo.

¿Qué usan los emprendedores?

La elección depende del tamaño del proyecto. Y como generalmente ocurre, se puede elegir por productos en la nube como productos físicos.

Mínimos para un software de ERP

Lo mínimo que un software de ERP debe tener categorías de productos, tarifas, materiales, materias primas, fichas de producto, stock, fichas de proveedores, fichas de transporte, registro de clientes, de proveedores, empleador, condiciones de pago de clientes y proveedores.